miércoles, 10 de enero de 2007

Havana Book

Como soy una fanática adicta de mi ciudad natal. He recopilado imágenes hermosas para hacerle a la Habana un book, porque si fuera mujer sería una top model.
La señora de la portada no es una modelo, pero bien pudo serlo...


(Nota: Una vez más mi amor por La Habana...mi deseo de ella, mi añoranza. Una vez alguien me dijo que La Habana era como una mujer bonita sin maquillaje, cuanta razón tenía y tiene. Espero que disfruten con este video. 06/01/2011)

15 comentarios:

  1. Tremendo libro Magia! muy bonito, yo estoy trabajando en un proyecto parecido, pero me faltan algunas cosas, saludos piratas!

    ResponderEliminar
  2. Magia:

    Muy buenas las fotos!. Gracias por la seleccion.

    Experiencias revividas … muchas.

    Entre otras cosas, las fotos me recordaron dos cosas relacionadas con el Malecon. Una de ellas tiene que ver con una nostalgia que supongo casi todos tenemos (sufrimos?): sentarse con tu pareja en el Malecon a conversar y mirar el mar. Alguna gente se sienta o se sentaba de frente a la calle, pero yo siempre me sente mirando al mar.

    El otro recuerdo fue el de ir paseando con mis hijos dandoles la mano mientras caminan por el muro. Se que esa experiencia tu no la tienes (en algun blog lei que todavia no tienes hijos, creo que en el blog del psicologo). Como presente de inicio de ano te regalo mi deseo de que alguna vez, pronto, puedas llevar de la mano a tu nino por el Malecon.

    Gracias por tu blog y por la magia!

    ResponderEliminar
  3. Ahy siii anónimo, Dios te oiga y me conceda ese regalo!

    Tengo recuerdos maravillosos en ese malecón. Desde un amigo mío que una madrugada, después de un concierto de Yovanotti en la universidad, la bebida le dio por pedirme matrimonio y que fuera la madre de sus hijos! Fue algo asombroso sobre todo porque lo hizo en inglés! Hasta un trío de guitarristas que pasaban y se quedaron a terminar la botella de ron...
    Ah! Y la mejor de todas. Recuerdo que mi primer novio me llevó al Malecón el día de mi cumpleaños número 15 y pasó algo muy gracioso, el me besaba y justo por detrás se escuchó una voz melosa: coquito acaramelado... vendo... jajjajjajajajjajaajaja.
    Aquello cortó todo el rollo pero me reí cantidad.
    Hola corsario me alegra que te pases, avísame cuando publiques tu proyecto que aunque seas santiaguero, debes tener algún recuerdo en la habana y sino cuentanos alguno de santiago que también dicen que es una ciudad hermosa y caliente... jajajjajja

    Besos a los dos, mucha suerte y tantísima magia...

    ResponderEliminar
  4. Que ilusión más bella nos trajiste Magia.
    Soy guantanamero, pero mis últimos días en Cuba fueron, evidentemente, en La Habana. Fueron días maravillosos! Que ganas de recorrerla de nuevo libremente. Ruego a Dios sea pronto.
    Sentarme en ese malecón de nuevo, y no pararme en horas, aunque termine con la nalga cuadrada, sentarme ahí y no hacer nada en buen rato.

    Ah, me acordé que en esos días ví en la calle a una actriz muy conocida, que justamente ese año salió en una novela,...cuyo nombre no recuerdo. Fue tan emocionante verla (era un niño).

    En fin. Se vienen un montón de emociones y pensamientos. Sólo decirte, gracias y felicidades.
    Buen trabajo.

    Saludos!

    Bendiciones para ti!...y magia por supuesto!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Jose, creo que habrá pocos cubanos sin un recuerdo en el malecón, es un sitio mágico sin duda, besos y mas magia para ti...

    ResponderEliminar
  6. Mi ultima noche en Cuba la comence a las 7 de la noche en la Cabaña y la termine en el malecon frente al hotel Nacional, mi gente llorando y yo con ganas de mandar el viaje al diablo, el mar y su brisa me ayudo a superarlo y heme aqui hoy.

    ResponderEliminar
  7. Muy lindo el Havana Book , a todos nos trae recuerdos. Gracias Magia.

    ResponderEliminar
  8. Hay, mi habana perdida.
    Malecon, tambien pase por alli, Magia. Tambien pase por alli.

    ResponderEliminar
  9. Corsario, sabía que tendrías tu trozito de recuerdo. No me extraña que la brisa salada te haya servido de ayuda porque es mágica.

    Un día podremos volver a nuestro Malecón, pero para quedarnos... si nos apetece...la Cabaña es otro sitio muy especial para mí...en algún momento haré otro video, o un cuento con esa fortaleza que para mí no es sólo historia nacional, sino personal también.
    Bienvenidas Lily y Zenda, que por cierto me referí a ti anteriormente como anónimo, perdona fue un despiste... Lily déjanos el privilegio de algún recuerdo, no seas tímida... lo mismo te digo r, hace rato no te veía, me alegra saber que estás bien. Hazme el honor de una de tus vivencias en el Mágico Malecón...

    Un beso grande, toda la suerte del mundo y toda mi magia...

    ResponderEliminar
  10. mágicas fotos, mágico book, gracias Magia por los mágicos recuerdos
    Un saludo
    K

    ResponderEliminar
  11. Gracias K, que alegría tenerte por aquí...no sé de donde eres pero seguro que no escapaste de la magia de la Habana...

    Un beso, suerte y mucha magia para que cumplas tus anhelos...

    ResponderEliminar
  12. Hay una foto del cine Actualidades que también me trajo un burujòn de recuerdos... Los cines de La Habana merecen un libro, quizà exista pero nunca he oido hablar. He visitado unas cuantas ciudades en Europa, muchas ciudades viejas y no se ven tantos cines como en La Habana! O por lo menos no existen los antiguos cines, todos probablemente derrumbados y sustituídos por multisalas embutidas en el sòtano de una megatienda. No tienen la magia de aquellos primeros cines que parecìan teatros... O como el Rex en la calle Obispo, suntuoso, con las luminarias y los tìtulos en letras quita y pon. El Cinecito era una experiencia casi màgica para mì, todos los dibujos de sus paredes.... puedo recordar hasta el olor. El Negrete, El Capri, El Dùplex... Luego, los del Vedado ya màs modernos: El Yara, El Riviera, La cinemateca. De la belle époque al art decò, pasando por réplicas hollywoodenses.

    En la adolescencia: El Gran Cine de Marianao y el Belisa en La Lisa, con la primera noviecita, el primer beso, el primer apretòn... Màs tardes los Festivales de Cine, las inmensas colas... La depauperaciòn de las salas, los baños pestilentes... En fin, para un libro.

    La historia del cubano de nuestra generaciòn se podrìa contar a través de los cines.

    En Miami me fijè que habìan unos cuantos cines viejos todavía "en vida"...

    ResponderEliminar
  13. Hola doc, que bien que se viene por aquí, jajajajajjajaja

    El cine ha sido siempre otra de mis grandes pasiones, creo que hasta me casé simbólicamente en el Yara en un ritual gitano, unión de sangre y todo... una locura linda.

    Si quieres leer sobre los cines de la habana, te recominedo "La Habana para un infante difunto" de Guillermo Cabrera Infante. Un libro precioso que te lleva a pasear por la Habana cultural y sexual desde la década del 40 y donde los cines de la Habana son protagonistas de la historia.
    A mí me encantó el libro, ojalá puedas conseguirlo. Yo lo mandé a buscar en mi librería porque no lo tenían, quizas puedas hacer lo mismo o pedirlo por internet pero no dejes de leerlo...

    Besos, suerte y magia doc...

    ResponderEliminar
  14. Estimada, muchísimas gracias por tus palabras, las aprecio mucho.
    Y gracias por avisarme lo del regalo de Rui, mira que si no, yo hubiera sido el ultimo bobo en enterarme...jajaja. Gracias.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. No hay de qué jose, muy merecido el reconocimiento...

    Gracias a ti por dejarnos un poco de fe que en estos tiempos que hace mucha falta...

    Un beso, bendiciones y mucha magia divina para ti.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...